Praesent in arcu sed elit

There are many variations of passages of Lorem Ipsum available, but theses majority have suffered alteration in some form, by injected humour, or randomised words which don’t look even slightly believable. It uses a dictionary of over 200 Latin words, combined with a handful of model sentence structures, to generate Lorem Ipsum which looks reasonable.

Leer más

Mauris ac lectus venenatis

Nam ac nibh metus, vitae ultrices nunc. Sed euismod, urna quis tempor pharetra, urna nisi blandit dolor, ac pharetra orci dolor quis tortor. Ut mollis ipsum ut metus vestibulum hendrerit. Proin dapibus rutrum diam vitae commodo. In in velit quis lectus viverra aliquet sit amet ut ante. Etiam porttitor sem nec neque facilisis nec adipiscing felis porttitor. Donec nisi nunc, luctus in porttitor at, placerat id libero. Phasellus dapibus loborti.

Fusce lacinia risus

The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education. The only thing that interferes with my learning is my education.

Email Quotes and Inclusion

Nam ac nibh metus, vitae ultrices nunc. Sed euismod, urna quis tempor pharetra, urna nisi blandit dolor, ac pharetra orci dolor quis tortor. Ut mollis ipsum ut metus vestibulum hendrerit. Proin dapibus rutrum diam vitae commodo. In in velit quis lectus viverra aliquet sit amet ut ante. Etiam porttitor sem nec neque facilisis nec adipiscing felis porttitor. Donec nisi nunc, luctus in porttitor at, placerat id libero. Phasellus dapibus loborti.

Nam ac nibh metus, vitae ultrices nunc. Sed euismod, urna quis tempor pharetra, urna nisi blandit dolor, ac pharetra orci dolor quis tortor.

Video Post Full-Width

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dolore magna aliquyam erat, sed diam voluptua. At vero eos et accusam et justo duo dolores et ea rebum. Stet clita kasd gubergren, no sea takimata sanctus est Lorem ipsum dolor sit amet. Lorem ipsum dolor sit amet, …

Vivamus ut augue a dolor

There are many variations of passages of Lorem Ipsum available, but theses majority have suffered alteration in some form, by injected humour, or randomised words which don’t look even slightly believable. It uses a dictionary of over 200 Latin words, combined with a handful of model sentence structures, to generate Lorem Ipsum which looks reasonable.

Sed tempus mi euismod

There are many variations of passages of Lorem Ipsum available, but theses majority have suffered alteration in some form, by injected humour, or randomised words which don’t look even slightly believable. It uses a dictionary of over 200 Latin words, combined with a handful of model sentence structures, to generate Lorem Ipsum which looks reasonable.

Crónicas desde Kalalé 20. Los uniformes, el Colegio, las nuevas alumnas y las fiestas: San José y Mater Salvatoris

Hemos tenido el gozo de contar durante unos días con la presencia entre nosotras de las MM. Mercedes Díez y Ana Zamorano y de Marcial. Y ya hemos empezado a tomar medida a las futuras alumnas para el uniforme del Colegio.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Han sido días de intenso trabajo en la obra: corrección y mejora de la técnica de trabajo de los albañiles, aclaración de dudas, replanteo de zona de lavadero, jardín interior… Marcial no tuvo problemas en hacerse entender: le causó muy buena impresión nuestro segundo técnico, Aymar, habló con todos los gremios, medio en español, medio en francés y ¡hasta pudo encontrar entre los kalalienses unos simpatizantes del Atlético de Madrid!

capillaEl viernes por la tarde nos dimos un respiro y fuimos todos al Vía Crucis de la Misión. Los más fieles de nuestros obreros estaban allí presentes, rezando con gran devoción. El sábado por la tarde tuvimos una reunión con los “sabios” que nos están aconsejando en el proceso de admisión de alumnas. Por supuesto, estaban presentes el P. Saturnino, Théodore y Jéremie. Las 63 niñas que habían solicitado plaza quedaron admitidas y hemos dejado abierto todavía el plazo de inscripción.

el dia de Mater

El domingo por la tarde nos fuimos todos a Péonga para hacer diferentes visitas: a Marie, que por tener hepatitis se había tenido que ir de la Misión para recuperarse. Estuvimos también con su padre y con el catequista de la zona. Marcial, con su cámara de fotos, se ganó a todos. También fuimos a ver a la otra Marie, la de Kindaroukpérou, a la que encontramos mucho mejor; a Rose, estudiante del curso de Terminal, que dio a luz a una niñita en diciembre. Junto a ella estaba el padre de la niña. ¡Pedimos al Señor que les conceda la gracia de formar una santa familia!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El 19 de marzo celebramos durante todo el día la solemnidad de San José. La Madre Valeria renovó los votos temporales, sintiéndose muy unida a sus hermanas co-junioras que también renovaban por estos días. ¡¡Gracias a las MM. Mercedes y Ana, la representación de la Compañía del Salvador era más nutrida!!

Rosario del dia Mater

Antes de que “la delegación española” volviera a España, dimos un paseo por Kalalé pues Marcial no podía irse sin conocer el mercado y la M. Ana el “casco antiguo”. Ya que estábamos por allí, aprovechamos para visitar a Marie Reine, la madre de Zacharie, que estaba haciendo granizados para vender. Las Madres y Marcial se marcharon el viernes 21.

Ese mismo día, por la tarde, vinieron los americanos que están instalando los paneles solares para decirnos que habían terminado su trabajo, que ya estaba funcionando en Casa la energía solar. ¡Dimos gracias a Dios! A la mañana siguiente, vino el técnico canadiense para explicarnos cómo es la instalación y el funcionamiento de los distintos elementos que componen el sistema. Él estaba muy contento y orgulloso de su trabajo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El lunes 24 empezamos a llamar a las familias que habían solicitado plaza para decirles que podían venir a formalizar la inscripción y traer a las niñas para tomarles las medidas del uniforme. Para ello, instalamos un despacho provisional en el pasillo norte de nuestra Casa. Gounou era nuestro traductor con los padres que no entendían el francés.

En la solemnidad de la Anunciación nos unimos desde por la mañana, con la Santa Misa, a toda la Compañía del Salvador. Y quisimos hacer algo especial: Aymar había trazado el “MS” que irá en la fachada oeste del edificio de Comunidad. Como el pintor estaba en Casa, decidimos que podría ser una buena ocasión de felicitar, con este símbolo, a toda la Compañía pues empezaba a hacerse realidad de este modo una de los grandes deseos de nuestra querida Fundadora: ser misioneras, llevar a Cristo y su Evangelio a quienes no lo conocen, extender el Reino de Dios. El pintor se puso manos a la obra y a las seis de la tarde, cuando se acababa la jornada laboral y la luz del día, nos llamó para que inmortalizáramos el momento con una foto. ¡Nos encantó cómo había quedado!

Siendo un día tan especial, rezamos un Rosario por el terreno, con la Virgen Mater Salvatoris y cantando canciones con la guitarra en cada misterio. Por la noche, vinieron a cenar los Padres de la Misión y los miembros de la Fundación Alaine: éramos nueve en total. Sacamos todo lo que teníamos de vajilla, justo para nueve, el mantel más grande y un postre que habíamos hecho para celebrar la solemnidad. ¡Fue muy agradable!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al día siguiente, hicimos un “cambio” de coche con el P. Saturnino, que nos pidió el favor para llevar a los de la Fundación a la Reserva de Pendjari, en Natitingou. Con gran orgullo, nos entregó su “tartana”: todos los que estaban alrededor se reían del trueque. La M. Valeria no podía conducir porque no llegaba con los pies y el asiento no se movía; la M. Ana tuvo que ponerse el bolso en la espalda para acercarse… Aparcar el coche es otra aventura porque no tiene freno de mano. ¡Los obreros se ríen y nos miran divertidos a ver qué zona llana escogemos para aparcar! Estos son algunos divertidos efectos del compartir misionero, de poner todo a disposición del bien común y del anuncio del Evangelio.

poniendo paneles solares

El viernes 28 de marzo, a las ocho de la mañana, comenzamos a recibir a nuestras futuras alumnas con sus padres. Eran 20. ¡Estábamos muy contentas! El corazón se nos esponja al ver a las niñas y pensar en su educación. ¡Quiera Dios que podamos ayudarlas y sepamos ser instrumento de su amor infinito y de su misericordia!

Crónicas desde Kalalé 17 – Primeras alumnas inscritas

Celebramos con toda la Iglesia el domingo 2 de febrero, la fiesta de la Presentación del Señor en el templo. En la procesión de entrada, las niñas de la Misión iban andando solemnemente de dos en dos y llevaban una vela en las manos. ¡Pueden imaginarse cuántas llegaron encendidas al altar…! El P. Paul, quien celebraba la Misa, aprovechó el incidente para hablarnos de cómo a veces dejamos apagar la luz de la fe que Jesús enciende en nuestros corazones y que necesitábamos siempre ser iluminados de nuevo por esta luz.

La noche anterior a la apertura de las inscripciones para el Colegio, el día 3, medio a oscuras, con ilusión y con mucha precaución –pues los puntales de la obra hacen de los pasillos una especie de carrera de obstáculos– trasladamos dos mesas y cuatro sillas al despacho, para recibir a los padres que vinieran a inscribir a sus hijas. La decoración sería nuestra más amable sonrisa, pues ni ventanas tiene todavía el cuartito. Estábamos encantadas y nos intrigaba saber cuántos vendrían.

Al día siguiente, a las ocho de la mañana en punto, vinieron nuestros dos primeros padres de niñas. Bio, el sastre del P. Saturnino, y el guarda de la alcaldía, ambos musulmanes. Al explicarles que se trataba de un Colegio católico, etc., este último nos contestó con mucha decisión: “Miren, yo soy musulmán, pero quiero darles a mi hija; no me importa si ella quiere ser católica, es más, ¡hasta puede ser “ma soeur” si quiere, pero quédensela, porque yo sé que aquí va a estar muy bien…!”. También han venido dos señoras peulh con sus hijas, quienes ya conocíamos porque han venido a lavar en nuestro pozo; resultaron ser las dos mujeres del mismo marido. La primera era “la preferida” de este y, por tanto, la que está mejor situada; sin embargo, la segunda mantiene a sus ocho hijos sola, pues su marido no se ocupa de ellos para nada. Sus tres niñas serán las primeras de los ocho en estar escolarizadas y se ve que hará un esfuerzo grande para procurarles educación. También ha venido estos días una señora cieguecita, católica y radiante de alegría, por poder traer a la niña que tiene a su cargo al Colegio de “ma soeur”. Todos quieren dejarnos a sus hijas en el internado. Casi todos los que han venido hasta ahora son de la etnia bokó; son gente muy sencilla: funcionarios, cultivadores, profesores… Algunos no saben ni firmar y, en su lugar, han dejado sus huellas dactilares.

Gracias a Dios ya han venido unas treinta y cinco niñas, de las cuales cuatro o cinco son católicas, alguna evangélica y el resto musulmanas. Cuando se lo contábamos al P. Saturnino, nos dijo en tono solemne: “Toda esta gente confía mucho en vosotras, no les defraudéis”. Así que sigan pidiendo por nosotras, para dejarle hacer al Señor todas las maravillas que quiera con estas personas, sedientas de Él.

prueba-uniformes-IX

A mitad de semana, abrimos las cajas que contenían el Cristo y la Virgen de la capilla… ¡Qué alegría constatar que llegaron en perfecto estado! Llamamos a Aymar, a nuestros obreros católicos, a Adamou y a Gounou para que se consolaran con nosotras contemplándolas. Empezaron juntos un Avemaría para saludar a la Virgen. La reacción de cada uno y sus caras de alegría y devoción fue otra contemplación, nuevamente de la fe sencilla de los pequeños. Martin, el herrero, se quedó rezando delante del Cristo y movía los labios en silencio mientras le miraba con una cara de fervor que era una delicia. Al final, en su francés de aquella manera, dijo: Él ha “sufierto” mucho (Il a trop suffrit). Adamou se puso de rodillas y rezó un rato en silencio. Gounou se quedó maravillado con la sonrisa de la imagen de la Virgen María… Damos muchas gracias a Dios por la generosidad de la última promoción del Mater de Madrid, que ha regalado la Virgen, y la de la familia X, que ha regalado el Cristo. ¡Muchas gracias! Estamos deseosas de tener ya nuestra capilla preparada y que muchos niños y mayores se acerquen a rezar a Jesús y a la Santísima Virgen.

El miércoles 12, el P. Saturnino estaba en casa y Gounou nos avisó que un señor de Bankourou quería verle. Después de hablar con él, el Padre nos dijo que se estaba muriendo Jacobou, un señor gandó que sigue el camino de Jesús, padre de dos niños del internado, y que había pedido que le llevaran a sus hijos para despedirse de ellos. El P. Saturnino se fue enseguida. Gracias a Dios los niños llegaron a tiempo; murió unos minutos después. Por la tarde, la M. Ana y yo fuimos con el Padre, algunos de la Comunidad y los dos niños a Bankourou para la ceremonia del entierro. Llegados al poblado nos encontramos con las señoras en una choza a la izquierda, el difunto envuelto ya en una sábana blanca dentro de otra choza, y los señores cavando el agujero en el cual lo pondrían. Había un silencio absoluto, interrumpido por las oraciones en fulfulde y batonou que rezamos como pudimos, acompañando al Padre. De regreso a Kalalé, nos preguntó qué quería decir en fulfulde “Alla mobbu”, últimas palabras que el difunto había dicho a cada uno de sus hijos. Con nuestra pequeña base de fulfulde pudimos contestar que es un buen deseo para el que emprende un viaje: “Que Dios os acompañe en el camino”.

Y por último contarles que ¡ya hemos recibido las felicitaciones de Navidad por correo! Aunque sea dos meses después, nos ha hecho mucha ilusión leer las felicitaciones que han llegado. Muchas gracias.

Crónicas desde Kalalé 15 – Los Reyes Magos vinieron

Los Reyes Magos vinieron cargaditos de regalos.

Los primeros días de enero recibimos la visita de las Madres Vecino y Ana Zamorano, que llegaron precisamente el día 5 y, a no ser porque eran dos, podríamos considerarlas auténticos Reyes Magos: trajeron materiales para la futura biblioteca del Colegio; enseres para la cocina; la sacristía se vio enriquecida con cajas para guardar el cáliz, el copón, los purificadores y otros objetos para la liturgia… Pero lo que más ilusión nos hizo fue el sagrario: ya se ha hecho en el presbiterio de la capilla el hueco en el que se empotrará.

cronica15_3

La tarde del día 6 tuvimos la velada de Reyes con los niños. Les vestimos a todos de blanco con las franelas de Lérida y la Madre Ana se inventó una letra en francés para la canción Tan, tan, van por el desierto. Mientras tanto, los pajes preparaban los paquetes y regalos. Habíamos apagado las luces de la sala, todos entraron a oscuras y, al encenderse, ¡eran dignas de ver las caras de todos ellos! Las niñas recibieron peluches y los chicos, hormigoneras. Las jóvenes también tuvieron sus regalos. Como estaba clarísimo para todos que los regalos venían del Niño Jesús, todos nos pusimos a rezar delante del Misterio. ¡Fue realmente emotivo!

cronica15

La Madre Vecino se convirtió en esos días en ayudante de cocina de la Madre Valeria y ambas se intercambiaron recetas y ¡¡casi casi establecen allí un concurso de cocina de esos que están ahora tan de moda!! Al comentarle al P. Johnson nuestro deseo de que la Madre Vecino pudiera conocer alguna comunidad de los alrededores, el Padre se brindó amablemente y, al día siguiente, acompañados también por la M. Angélica, se fueron a Péonga y Neil-komboure. Allí tuvieron ocasión de ver cómo los Padres visitan a los habitantes de esos lugares, los atienden, se preocupan por ellos y les enseñan a rezar.

El viernes 10, la Comunidad de Religiosas menguó de manera notable: las MM. Vecino y Ana Zamorano regresaban a Madrid, y con ellas también se iba la Madre Angélica. Pero no hubo tiempo de pararse a pensar en ello, porque por esos días era el cumpleaños de la Madre Ana. El P. Johnson lo dijo al comienzo de la Misa y la noticia se extendió rápidamente por todo Kalalé: Maman Cécile dijo que enviaría a los niños de visita; los diferentes encargados de la obra vinieron todos juntos cantando “cumpleaños feliz” en francés y en fon, y con un ramillete de flores silvestres. Los niños vinieron por la tarde, cantando y vestidos con las franelas que les habíamos regalado. Rezamos delante del Niño Jesús y les dimos una piruleta en señal de agradecimiento. A la hora de la cena vino el P. Saturnino, que acababa de llegar de Cotonou.

Nuestro coche se ha convertido en el “primer autobús” de la ruta Kidaroukperou-Kalalé en ambos sentidos. Por las mañanas, cuando vamos hacia la Misión de los Padres, hacemos varias paradas recogiendo niños y jóvenes que se dirigen al colegio. A la vuelta, van subiendo todos nuestros obreros, que llegan antes a trabajar y tienen tiempo de hacer la colada o preparar la comida o asearse. Estamos en la estación seca, y en estos días el agua en Kalalé es un recurso escaso y preciado; por eso todos aprovechan nuestro pozo que, hasta el momento, cubre las necesidades.

A mediados de enero los niños y los jóvenes casi no han tenido clase porque se celebraba la Ganhi, que es la fiesta tradicional de la etnia Baribá, cuyo centro poblacional es Nikki. Por esa razón han venido a visitarnos varias jóvenes: unas vestidas con la franela que les habíamos regalado en Navidad y otras dos que querían estudiar español. ¡Nos gusta mucho que vengan a nuestra Casa en busca de ayuda! Hasta ahora, todas las reuniones son el comedor de la casa, porque al ser el único sitio de que disponemos, se convierte en “sala de usos múltiples”. La Madre Ana se encarga de supervisar sus deberes y orientarlas en sus estudios.

cronica15_2

La obra, gracias a Dios, sigue avanzando. Ya estamos con un pabellón del Colegio y se ha empezado la excavación para preparar la cimentación del internado. ¡Tenemos obreros por todos los rincones de la Casa y del terreno!

Hemos empezado a preparar, con gran ilusión, la visita que en verano nos harán los jóvenes misioneros de Madrid y de Venezuela ¡Unámonos todos en la oración para que dé buenos frutos, en sazón!

           

1 2 3 4